lunes, abril 09, 2007

Tragedia: Comida para diez con niños

Acto segundo:

Y así fue como llegué yo a mi casa el jueves agotada de tanto hacer planes en el tren. Era demasiado tarde ni para ir al mercadona y hacer nada de compra y me derrumbé sobre mi sillón y me dispuse a embrutecerme mirando la tele sin pensar. Pero tengo amigos que consideran los jueves fiesta de guardar y por eso a las tres de la mañana cuando me acostaba, maldecía mi poca fuerza de voluntad y temblaba ante el panorama del día siguiente.

Me levanté y llegué a tiempo al trabajo, lo logré y con tamaña hazaña me di por satisfecha todo el viernes. Nada, no hubo forma humana de que yo hiciera compra con vistas al sábado, eso sí, tracé un plan de acción para el día siguiente de enmarcarlo y algo de ropa que había por el medio recogí, pero vamos...

Al día siguiente madrugué y me levanté presa del pánico, ya quisiera el conejo que corría con el reloj de Alicia en el País de las Maravillas parecérseme. A las diez y cuarto iba al mercadona a hacer la compra, a las once, compra realizada con zumos de naranja, manzana y piña incluidos, andaba camino de madrid para comprar la carne que compondría el plato fuerte, a las doce entraba en mi garaje ya vuelta de madrid con la carne y la compra en mi poder.

A la una tenía el asado medio listo, la pasta cocida, las endivias presentadas, las setas de guarnición preparándose, las dos ensaladas diferentes casi y a mi amigo del alma recogiéndome trastos de la mesa que de adorno no quedaban mal pero que para los niños como que no, alguna que otra prenda digamos… poco apta para menores que terminaba de secarse en los radiadores tras la lavadora de primera hora mientras yo descongelaba, aderezaba, troceaba...

Y fueron puntuales los condenados, ringg a la 1:03 y la mesa sin poner ayyyyyyyyyyyy. No quedaba mucho por hacer, pero yo estaba al borde del ataque de nervios.

Los niños querían ir a los columpios y como aun faltaba un poco para que comieran los más mayores, pues me sugirieron que les diera un zumito y yo orgullosa mostré mis tres bricks variados, más todos los pascual funciona que cayeron en mi cesta (12 zumos individuales), naranja mango, leche con no se qué... y la dulce Carmencita, la mayor con 7 años me pregunta como si fuera la cosa más normal del mundo.

--No tienes zumo de plátano...?

Me quedé con la boca abierta. --¿De plátano?...Pues no-- contesté con ganas de matar a la madre de la niña por no advertirme y porque me acordaba del "yo llevaré zumos". El grueso de los niños se bajaron a los columpios y mientras los primeros padres se dispusieron a dar de comer a la pequeña del grupo, un añito, traían la comida tal y como yo esperaba, pero la niña alérgica al huevo y la leche, se plantó berrinchosa y empezó de nones…

--Tienes alguna galleta para entretenerla…?

Sonreí triunfal… galletas… se van a enterar: --Dulces o saladas?

--Dulces.. si es para engatusarla a ver si quiere comer

-- Las tengo de soja, de te verde, integrales de avena, integrales de trigo, con chocolate, con manzana…

--Y no tienes de las típicas María de toda la vida

-- Pues no, pero las de manzana no tienen azúcar añadido, ni colesterol, ni...

--Ya, pero es que le gustan las marías...

La madre se marchó a hacer otro intento y mientras subieron los niños de los columpios, y es que ni el tiempo me ayudó, para mi desgracia se puso a llover

-- Me puedes dar un poco de agua?

-- Si cariño toma un vaso y cógela del grifo

Madre horrorizada --noooo del grifo no... los niños no toman agua del grifo, toman agua mineral embotellada- No tienes??—Preguntó la madre atónita

--Pues es que yo bebo agua del grifo y...

--Y cocacola sin cafeína?

--Pues no tampoco, solo la tengo con cafeína y zero...

-- Es que Pedro está mal de la tripa, ¿tienes acuarius?

-- No, pero puede tomar cocacola batida sin gas, y también tengo sueroral que va bien o le hago una limonada alcalina...

-- No, no déjalo...

-- Y una tónica?...—La madre negó con la cabeza

Otra madre -- Los niños ¿qué van a comer?...

--Pues he preparado unos macarrones y una ensaladita así sin ningún condimento, solo tomates cherry, mozzarella, atún y un poco de lechuga...

--Huy los niños ensalada... pero que dices, no, no, los niños no comen ensalada...

--Pero si en tu casa en navidad comieron... (estaba yo ya apunto de llorar)

--Ya, pero es que esa ensalada tenía pepino y como esta no, pues no la van a querer

--Bueno pues... tengo la pasta y les hago unos filetes de cinta de lomo adobada que...

--No, no, con la pasta tienen bastante. Habrás traído tomate frito de bote no?

--Si, si, de tal marca.

--Perfecto, es el que toman en casa, así que no lo van a extrañar.

La otra madre--Que la niña no quiere tomarse el puré, tienes algo que pueda comer...unos filetes de pechuga… de pavo o pollo…

--No porque he traído unos contramuslos para hacerlos al... pero tengo unos filetes de ternera muy buenos que...

-- vale está bien pues un filete pequeño.

Y yo allí haciendo un filete a la plancha sin sal para la pequeña de un año.

Al rato, pongo a calentar el tomate en una salsera y las madres controlan a sus respectivos retoños que no me rompan la casa, voy sirviendo los platos de pasta y calentándolos al microondas. Los papás se los van llevando, les doy el tomate, sigo reduciendo las setas que no reducen nunca y de repente llega un padre...

--que no quieren el tomate---

--Pero, pero ¿por qué?—gemí desconsolada-- Si me ha dicho su madre que era su marca...

--Y lo es, pero este es textura natural y tiene trozos y los niños quieren ese que es casi ketchp, que no tiene trozos... y queso rayado tienes?

--Sí, emental, manchego, parmesano o granna paddano... -- Ahora le tocó al padre poner cara de poker—el más suave y le di emental

-- Tienes un postre para la niña? Ya se ha comido todo el filete. No se un yogur natural, un petite suis.

-- Tengo yogur griego con manzana y piñones

-- Huy no, ese no que tiene mucha grasa. Y algo de fruta...?
--Solo tengo mandarinas

--Es que no le gustan...

Mientras pensábamos que postre darle a la niña me acerqué con la ensalada para adultos al comedor y vi que la pequeña, perseguida por su padre, iba con una silla salida de no se donde, sin protectores en las patas, usándola a modo de taca taca mientras una raya se dibujaba a su paso en mi suelo de tarima.

(to be continued)

10 comentarios:

Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Jajajaja si es q los niños son rompecojones impenitentes y como todo se pega menos la hermosura... pues ahi estan los padres pa acabar d traumatizar jajajaj no veas como lo siento x tu tarima

Muaksssss

lunes, abril 09, 2007 7:24:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Pero es q hay más!!!!????? Joer, yo pensaba q ya estabas en lo alto d una de las nuevas torres de Madrid a punto de lanzarte. O con un cuchillo tratando de alcanzar al "angelito" q iba redecorando tu parquet.
Esperaremos pues.
Saludos desde el Inframundo.

lunes, abril 09, 2007 8:48:00 p. m.  
Anonymous Itoitz ha dicho...

Me está enganchando la historia...
Esto de los relatos dosificados en capitulos me mata, jeje. Con lo que me gusta leer de un tirón...
Buen relato.
Te espero.

martes, abril 10, 2007 3:46:00 p. m.  
Anonymous Sweetmayo ha dicho...

Ostias, espero que mis amigos, cuando tengan hijos, no se parezcan a los tuyos!!! Es de terror... Se dice que los niños son unos malcriados, pero los realmente malcriados son los padres! Huyeeee!!

martes, abril 10, 2007 8:24:00 p. m.  
Anonymous Paco ha dicho...

Muy fresquito, muy dinámico. Los invitados entran y salen de escena y en el centro, tú, con cara de estar pensando: "¡Esto no me puede estar pasando!". Parece un guión de cine, me gusta mucho mucho como lo estás contando.
Y lo de los papas y las mamas... eso es pa una sección completa.
A ver si no tardas mucho en seguir la serie que yo tampoco encuentro las galletas maría ni el zumo de plátano.
Abracito.

martes, abril 10, 2007 11:57:00 p. m.  
Blogger campanilla ha dicho...

en estos momentos me alegro de ser una inutil total y absoluta en la cocina y mucho más de que todo el mundo lo sepa...

miércoles, abril 11, 2007 10:48:00 a. m.  
Blogger Adise ha dicho...

Ufff...no quiero imaginarme cuando tenga 25 de esos bajo mis custodia intentando ofrecerles algo de educación para que cuando vayan de invitados se coman toda la comidita :P

Un abrazo!

miércoles, abril 11, 2007 10:58:00 a. m.  
Anonymous oz ha dicho...

Acojona pensar en como serán las criaturas si ves a los padres y le añades lo que se les consienten.

Lo peor es que te pongas como te pongas, maldecirás tu propia bocaza por invitarles a tu casa, cada vez que veas la marca en el suelo. sobre todo si se te nota tanto lo de la huella en la pared como si te la hubieran puesto en la cara. Tu casa es tu casa, tu cueva y no se puede invitar a la gente así como así. Hay que seleccionar a quien metes en casa, que para crituras parásitas ya tendrás.

miércoles, abril 11, 2007 2:13:00 p. m.  
Blogger Xiluso ha dicho...

Je je, la proxima en un happyparc y que marraneen :D

Esos tragos son divinos ... espero ansioso la sobremesa

jueves, abril 12, 2007 4:49:00 p. m.  
Anonymous K010T ha dicho...

Aaaahhhhh !!!! Pero que padres !!!!

Hay que llevarlos a una guarderia cuanto antes, por dios !!!!

Besos animosos.

domingo, abril 15, 2007 12:00:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal