martes, febrero 06, 2007

Los Propios Dioses


Supongo que ya lo he dicho miles de veces, me encanta mi carrera, cuando aprendo algo sobre el cuerpo humano y su exquisita regulación es como si me tomara un estimulante cerebral, me dan ganas de saber más y más de todo lo que en ese momento se me ocurra, que puede variar desde la más pura filosofía hasta la canción de los pitufos. Que si Marta, que sí, que es lo que tiene no ser estándar.

Como soy una insensata y de momento no tengo remedio, suelo hacer esa cosa que está tan mal hecha y sobre la cual intentó aleccionarme mi santa abuela en vida: Los problemas que da dejar todo para el último minuto. Pero nada, como buena manchega de mi familia y pueblo, aguardo siempre a la crítica hora para hacer todo.

Y esto viene a cuento de que pasado mañana, bueno mañana, tengo un examen, el examen del catedrático aquel al que me referí en septiembre. Su asignatura y es lo que me pone de los nervios es preciosa y ni por esas hace que yo me ponga a estudiar de una manera ordenada y constante, no hay manera. Así que, esta noche y de buen rollito me he ido unas horas a la universidad a estudiar en la biblioteca y al paso que me percataba de las ultimas tendencias de moda veinteañera, me empollaba el examen con todo lujo de detalles, resultado, vuelvo a mi casa a las mil y monas, teniendo que madrugar mañana para trabajar y sin pizca de sueño y aquí estoy, escribiendo, por supuesto, una paranoia.

Supongo que tiene que ver bastante que llevo toda la semana viendo Firefly, es lo que tiene ser un poco friki, y lo siento por si soy muy pueril, pero me encantan las pelis de altos ideales, de caballeros que defienden a los más débiles por una cuestión de valores y no de de dinero. Así que después de ver Serenity he agarrado la mochila, me he ceñido los vaqueros y calzado las botas y hala con paso firme y decidido, como si mi batalla por esta asignatura fuera una cuestión de justicia o injusticia y yo aquí preparada como River contra los Rivers (o como se escriba). Horas después y maldiciendo por ser tan vaga he vuelto a pensar en el concepto justicia, o dicho de otra manera, la idea de bien que tantas vueltas da por mi cabeza.

Estamos tan comercializados, tan orientados al logro económico que se nos ha olvidado que disfrutar no es siempre gastarse el dinero que no tienes en conseguir algo que no necesitas. Y en ese afán diabólico nos apropiamos y corrompemos todos los valores e ideales que nos rodean para nuestro provecho. A lo largo de la historia vemos ejemplos continuamente: La religión, usada como instrumento para propósitos personales de unos pocos y azote de los frágiles que en ella buscaron refugio es uno de ellos. La justicia mediatizada por la economía, los supuestos ideales por los que algunos están dispuestos a morir, no son más que un escenario colocado así para tapar que detrás, hay alguien manipulando como marionetas a todo aquél que se acerca lo suficiente a su campo de acción.

Que paren el mundo que me bajo.

Así que en estos momentos lo que deseo es un impermeable que haga que esas cosas que me inculcaron de pequeña, que son los pilares de mi personalidad no se vean "decorados" al antojo de otro. No se me ocurre otra manera que haciendo las cosas de la mejor manera que sé, con el esfuerzo que me cueste y sobre todo y por encima de todas las cosas, procurando no hacer daño a nadie.

Creo que me voy a la cama

2 comentarios:

Anonymous oz ha dicho...

soy un convencido de que un poco de la improvisación latina vale mucho más que horas de planificación de otras culturas.
Es alimentar el tópico porque sí es necesario una palnificación. pero me quedo con una parte grande de improvisación para arreglar problemas.
De todas formas somos unos cínicos, pq cuando la mediatización , manipulación, comercialización o cualquier otro concepto demagógicamente deplorable nos es favorable, está acorde a nuestros pensamientoso, simplemente nos gusta , no lo cuestionamos

martes, febrero 06, 2007 11:51:00 a. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Vaya, no sé si es mañana tu examen, pero te deseo suerte. Si fuera de Ciencas Políticas, creo q podrías llenar folios, pero me da que en Bioquímica (o algo por el estilo) no les interesa mucho la posición de las personas frente a la religión jejeje.
En serio, que espero q te salga bien el examen.
Un secreto,a mí también me entusiasma saber más y más sobre esa máquina q decidieron llamar vida.
Saludos desde el Inframundo.

martes, febrero 06, 2007 8:39:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal