viernes, noviembre 10, 2006

Lo que pudo haber sido...

Y gracias a Dios no fue.

La mañana comenzó muy bien, aparqué a la primera, cogí los trenes sin tener que esperar demasiado, en fin, que llegué al trabajo con aproximadamente tres cuartos de hora antes de la hora límite de entrada, llovía y ninguno de nosotros mirábamos delante, más bien evitábamos pisar uno de los charcos que inundaba Madrid. Y como dice la canción al revolver una esquina me di de cara con él y se me puso el semblante más blanco que la pared. Supongo que se me pintó en la cara la incredulidad, y solo acerté a abrir la boca y mirarle con la boca abierta y estupefacción.

-- (el)Anita, ¿Cómo estas? Cuanto tiempo, te veo muy bien.

--(Yo) Si, si, hola que tal...-- Nada, no fui capaz de decir nada más original.

-- (el) Nuevo look, nuevas gafas, te han quedado muy bien los ojos después de tu operación.

-- (yo) Si, si bueno si, no he quedado bien del todo pero he mejorado mucho. Muy bien todo.

-- (el) ¿Y que haces por aquí a estas horas?

-- (yo) Pues es que ahora, trabajo por aquí, me cambiaron el destino.

La situación era absurda, cuando imaginas encontrarte con un ex, siempre esperas aparecer rutilante, estupenda, tener una seguridad aplastante, que vea que ya no eres la mujer insegura que dejó atrás. Y allí estaba yo, paraguas en mano, con mi pelo que se había hinchado y poco quedaba del superpeinazo de peluquería que lucía días atrás.

Na, ropa de ir al curro, siempre me ha gustado ir muy sencilla por no llamar la atención y sobre todo por ir cómoda. Él estaba igual que siempre, alguna cana más a la altura de las sienes, pero pocas. Yo estaba paralizada, es que no reaccionaba, no era capaz de iniciar una conversación que demostrara el pedazo de tía en el que me había convertido. Porque señoras, señores de mi pasado, me he convertido en un pedazo de tía, es decir, ahora tengo más culo.

El tan seguro de si mismo como siempre, se quiso comportar como un individuo perfectamente civilizado y moderno.

-- (el) Voy con tiempo, ¿te apetece un café?. Ah es verdad tu no tomas café.

Yo totalmente anonadada, en realidad quería salir corriendo, pero supongo que mi orgullo pudo más, así que decidí convertirme en una individua racional y moderna.

--(yo) Si, bueno, ahora de vez en cuando tomo un manchadito, así que te acepto ese café.

Entramos en el primer bar que encontramos, era una cosa cutre cutre y poco frecuentada, vi como arrugó la nariz con aire de darse la vuelta, pero me salió la vena malévola y le dije anticipándome.

-- (yo) Este sitio es muy tranquilo, quedémonos, en los otros habrá mucha gente, mucho ruido tardarán en servirnos y no podremos ni hablar. No dijo ni mu y pedimos en la barra.

Por unos diez minutos y mientras nos servían y removíamos el café llovieron preguntas intrascendentes por ambos lados que si ahora en qué trabajas, que si trabajas por aquí tu también, que si ya te has mudado... lo típico. Parecía que la cosa se iba a quedar ahí, y yo ya estaba rebuscando en mis bolsillos de los vaqueros dinero suelto. No se si me dejaría pagar, o pagaríamos a medias o pagaría él. Solo se que me pareció un sin sentido estar ahí con el. No éramos amigos nunca lo fuimos, no creo que él tuviera amigos, como mucho conocidos.

Entonces hizo la pregunta fatídica.

-- (el) ¿Cuánto hace?.

No me atreví a mirarle, aún estaba digiriéndolo todo y un poco bloqueada, así que removiendo el café contesté

-- (yo) Cerca de tres años desde la última vez que nos vimos.

--(el), si, es verdad,

Y de repente sentí que todo aquello era absurdo, que yo no quería estar alli, que no quería verle, que me importaba un comino ser o no razonable, que él me desagradaba, que lo había hecho desde que me dí cuenta de cómo era y me inflamé un poco de rabia mientras imágenes pasaban a toda velocidad por mi cabeza, estaba a punto de estallar, contemplándole allí, como siempre tan endiosado, tan creído, tan en su olimpo y de repente recordé otra imagen. Sus calcetines sucios, metidos en un bote en el alfeizar de su baño. Otra vez me di cuenta de que todo en él era apariencia, vacío. Que se creía sus propios discursos, que yo una vez me creí. Sonreí por lo que había estado apunto de hacer, decirle que era un capullo insensible y que despertase, porque nadie se creía sus mentiras. Encontré en mis bolsillos una moneda de dos euros, y la agarré y saqué la mano del pantalón, guardé la moneda en la gabardina.

--(yo) No te despediste, no rompimos simplemente un día te fuiste de viaje y no volviste.

-- (el) Y ¿qué teníamos que decirnos, que ya no había nada?. Tu ese día me reprochaste lo mal que me había portado contigo, el daño que te había hecho, estabas indignada y claramente yo no era bueno para ti, así que me alejé.

Casi lo consigue de nuevo, casi me siento culpable, por aquella última discusión, por lo frío de mi comportamiento aquel día, por no haber vuelto a llamar nunca más. Claro, evidentemente ante mi comportamiento cortante, como para no salir corriendo, no, si la culpa era mía una vez más. No dije nada, agaché la cabeza un momento y al hacerlo me di cuenta de que estaba medio avergonzada. Otra vez me recorrió la rabia, me había manipulado una vez más. Apreté la moneda en el bolsillo y simplemente dije

--(yo) Es muy curioso, durante toda la relación me has recomendado lo mejor para mi, desde tu punto de vista.

--(el) Claro Anita, yo te quería bien, no nos entendimos pero siempre te tuve afecto, aún hoy te lo tengo, y por supuesto es mi punto de vista, no podría darte otro, no tengo doble personalidad... Sonrió encantador y medio divertido.

No se como lo hice, solo se, que sonreí despacito, agaché la cabeza, mientras sacaba la mano del bolsillo moneda dentro. Como en una peli, le miré directamente a los ojos.

--(yo) "Lo que todo este tiempo me ha resultado increíble, es que siempre lo mejor para mi, coincidía con lo más cómodo para ti". Adiós, cuídate mucho, y deje la moneda de dos euros encima del mostrador y me di la vuelta caminando tranquilamente.

Una puerta menos, un dolor menos, esta se cerraba definitivamente. Y puede que piense que el pensara que esta escena es de una película b, y que me había quedado muy dramática la pose. Me da igual, me quedé muy a gusto, sin dolor, sin ira, sin ganas de venganza. No me importa lo que él piense, porque no está en mi vida. No fue.



Yahoraquebonita: Me gusta tu manual. Pero no considero este episodio una pérdida de tiempo, sólo quería que el individuo por decir algo, se enterase de lo que opino de él.

Reiki: Pues yo deseo para ti, que seas como tu quieras y lo consigas cuanto antes, te ahorraras muchas lágrimas, fijate que yo soy una vieja y ahora es cuando siento que estoy consiguiendo las cosas de verdad.

k010t: Desconozco los detalles, pero vergüenza... no, eso nunca. Cada uno hace las cosas en el momento que puede, no hay culpa ni vergüenza en ello y te recuerdo que soy más vieja que tú. Ojalá lo hubiera hecho antes, pero al menos lo voy haciendo.

Trisha: Lo hice, fijo que pude hacerlo mejor, pero lo he hecho y si, todos podemos.

Principito: Bienvenido, para su desgracia... no se, estoy convencida de que no es consciente de ello, no le creo maldad premeditada, simplemente es así.

Wendeling: Me queda tanto, pero tanto por hacer, a ver si aprendo a no mirar hacia atras.

Jessica: Pues de eso se trata, de ir dando pasos, pero este no lo considero muy grande, ha llovido mucho y hace mucho que dejó de doler. Es simplemente otro paso.

Basileia: Gracias!!!

Credendo Vides: :-) Si, esta puerta no me gusta y así la he clausurado, una puerta fea menos.

alalluna: BienvenidaNo se si me recompenasará la tranquilidad, porque este fue de los nocivos, pero espero que esa tranquilidad que ahora si tengo en parte gracias a este portazo, me traiga mejores cosas.

Pablito:Te aseguro que nunca estar tan bien como me he sentido me ha costado tan poco. No veo factible el cambio, estaba demasiado convencido de su razón.

Sweetmayo: Mi niña, que alegría verte por aquí. Ojalá se cumplan tus deseos, a mi desde luego me vendría bien :-)

Anonymous: Puede que esos dos euros le hicieran más daño que dos patadas en las pelotas. He hecho lo que se me ha ocurrido para que reciba el mensaje.



16 comentarios:

Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Q bien q soy la 1ª!!!!

Aissssssssss pq nos sentiremos obligadas a ser maduras? quien coño dijo q ser maduro es tomarnos molestias con impresentables?

Desde ahora cambio mi manual, ser madura significa no perder el tiempo, aceptar q una persona q no comparte mi vida no merece ni un minuto d mi tiempo, q el pasado no forma parte del presente y especialmente q el sentimiento d culpa x ser tan categorica, no es un sentimiento aceptable

Un besazo preciosa

viernes, noviembre 10, 2006 2:37:00 p. m.  
Anonymous K010T ha dicho...

Una sola palabra: Felicidades.

viernes, noviembre 10, 2006 8:22:00 p. m.  
Blogger Reiki ha dicho...

Y luego me dices que no quiera ser como tú. Pero es que es tan dificil hacer eso que tú. Felicidades ^^ ¿Por qué será que toparse con exes siempre es tan complicado? Uno no los quiere ver, pero cuando se te topan en el camino y no hay manera de sordearse, pues ni modo. A saludar y esperar que el momento pase lo más pronto posible.

viernes, noviembre 10, 2006 8:44:00 p. m.  
Anonymous K010T ha dicho...

No he escrito nada mas, porque me avergüenza pensar que hace solo una semana he pasado por ese trance y lo único que hice fue hundirme aún mas en mi dolor. Es mas, todavía hoy, no soy capaz de pegar un portazo con toda la mala hostia que debiera, aunque tenga incontables razones para hacerlo.

Por todo esto te felicito, porque por un momento he sido tu.

viernes, noviembre 10, 2006 11:49:00 p. m.  
Blogger Trisha ha dicho...

Hay amiga, que bueno lo hiciste todo muy bien, no fue dramatico, fue lo que sentiste y que tenias que hacer, no se cual mas que la otra razon, si la primera o la segunda, por esa sensacion de rabia que mencionas, como sea, Felicidades, y como lo vez, a todas se nos dificulta hablar de frente y retar con la pose y la mirada a un ex, pero todas podemos!.

domingo, noviembre 12, 2006 12:00:00 a. m.  
Blogger principito ha dicho...

Madre mia, eso se es una mujer de caracter. Pues hiciste bien, si no querias estar allí, lo mejor era irse cuanto antes. Por lo menos te diste cuenta q él sigue siendo igual, para su desgracia.

Besitos!

lunes, noviembre 13, 2006 12:49:00 p. m.  
Blogger Wendeling ha dicho...

Un paso más adelante... y un paso con impulso, ahora a no mirar atrás.

Y eres no un pedazo, sino toda una mujer.

Besos de una maia.

lunes, noviembre 13, 2006 3:20:00 p. m.  
Blogger Jessika ha dicho...

ME ALEGRO !! has actuado como toda una mujer hecha y derecha y pensara lo que pensara él no te ha de importar, solo has de saber que te marchaste porque preferías salir a quedarte, y eso es un paso, y un paso muy grande.
Besitos.

lunes, noviembre 13, 2006 4:41:00 p. m.  
Anonymous Basileia ha dicho...

Olé!

lunes, noviembre 13, 2006 5:44:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Vaya, iba a poner Olé!, pero se me han adelantado. Así q pondré:"con dos ovarios".
Las puertas q no nos gustan hay q clausuralas. Muy bien hecho.
Saludos desde el Inframundo.

lunes, noviembre 13, 2006 8:55:00 p. m.  
Blogger Alalluna ha dicho...

Lo mejor de ese "manchadito" es que te sirvió de una vez por todas para cerrar un capítulo de tu vida que permanecía aún sin final. Seguro que ahora la tranquilidad que se te ha quedado en el cuerpo te recompensa todo lo que te hizo pasar en un pasado. Besos

martes, noviembre 14, 2006 1:40:00 a. m.  
Anonymous Pablito ha dicho...

Pues no existe una ex en el mundo que sea capaz de hacer que yo beba café...

Mala cosa cuando alguien se acaba creyendo sus propias mentiras. Yo que tú me habría ahorrado los dos euros.

martes, noviembre 14, 2006 9:53:00 a. m.  
Anonymous Sweetmayo ha dicho...

Ay, me ha gustado. Ole ole mi niña. Efectivamente eres una gran mujer y por eso ya no puedes permitir que tipos como él manipulen tu vida. Cerrar puertas definitivamente demuestra una ran fortaleza y valentía. Nuevas puertas maravillosas están por abrirse! Un abrazo guapísima!

martes, noviembre 14, 2006 5:17:00 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

con un par...de euros

miércoles, noviembre 15, 2006 9:53:00 a. m.  
Anonymous Fortuna ha dicho...

solo cuatro palabras:
Olé, olé, y ole

miércoles, noviembre 22, 2006 12:47:00 a. m.  
Anonymous Fortuna ha dicho...

por cierto felicidades atrasadas, sé que se nos ha pasado, pero es que ya te contaremos.... un besazo

miércoles, noviembre 22, 2006 12:49:00 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal