lunes, agosto 07, 2006

Y si tengo que comer soja...

Llevo todo el día en mi casa y no me he movido salvo para bajarme un rato a la piscina a tomar el sol. Y es que la semana que viene me voy de vacaciones y quiero estar un poco bronceada, porque estoy como Cleopatra después de su bañó en leche de burra.

Según empezaba a escribir esto, me he dado cuenta de que me estaba saliendo pijo pijo o sea, o sea, así que, ya puestos me he lanzado y así me ha quedado el párrafo.

Como siempre, diré que en cuanto paso más tiempo de tres horas aparece mi sitio en mi santa casa y todo tiene sentido, el que yo le doy.

Viene septiembre y con el los terribles exámenes de fin de carrera (ojala, ojala que sea ya el final), y como he tenido un fin de semana sin grandes cosas que hacer, me lo he pasado mayormente en la cama y en mi santa casa. Gustazo en primer grado.

Después, cuando el calor me ha sacado de la cuna, me he vuelto Maruja hacendosa organizando cositas de un lado a otro. Es agotador y me resulta particularmente aburrido hacerlo sin hablar con nadie, si estoy entretenida dándole a la sin hueso todo pasa, como si le pusiera un poco de azúcar. Y como la luz en mi casa aún hace tonterías, no me atrevo a poner cosas perecederas en el frigorífico: conclusión llevo todo el día comiendo bocadillos de jamón serrano.

Me marchaba a Madrid, pero no me han dejado, me han calzado dos conversaciones telefónicas de una hora cada una, como se nota que existen los dúo y las tarifas planas en los fijos, y ya como que me ha dado pereza ponerme a conducir a estas horas, así pues, aquí me quedo.

El agujero en el estómago me dice que va siendo hora que cene, que desde el bocata de jamón ha llovido mucho y ya debo tenerlo por las uñas de los pies, así que y con desolación he abierto el semivacío frigorífico. Allí estaba mirándome muerto de risa, el jamón, el jamón, el jamón y? ah si unos yogures de soja. Mis opciones estaban claras, podía comer jamón, o jamón o jamón o los yogures de soja que compré en plena depresión por mi colesterol.

Entonces, con más miedo que vergüenza, por si en vez de pasas tenía bicho de los que hacen crack al morderlos me he puesto con el yogur.

Estaba comestible, incluso rico y lo que es más me ha llenado el hueco que tenía en el estómago. Y esto claro, ha hecho que me ponga a pensar.

Pensar que el otro día cuando estaba triste y ojerosa por ser una cifra de estadística, cuando precisamente la cosa que yo más valoraba, mi individualidad al tomar mis decisiones, hizo aguas al leer datos y ver que soy absolutamente predecible, aunque lo sea igual que la mayoría, (Y es que, eso de creernos únicos y especiales y diferentes viste que no veas), pensar que alguien me dijo que espabilara, que al fin y al cabo vivía en el primer mundo y aún podía tomar alguna que otra decisión, que mejor dejara el llanto por algo menos metafísico.

Hoy creo que todos vivimos cosas parecidas, casi iguales y lo que nos hace diferentes, no son nuestras características físicas, ni tampoco las decisiones que tomamos, al fin y al cabo todos tiramos para el monte parecido porque somos más o menos del mismo pelaje.

No, lo que nos hace diferentes, pero realmente diferentes, es la manera en que tenemos de vivir las situaciones que vivimos, eso si q es variado y especial Y hoy yo, cuando he abierto el yogur de soja, cuando en realidad lo que me apetece es un huevo frito con un filete y unas patatas, he encogido los hombros y he pensado, es lo que hay, como si de una condena se tratase. Y de repente me he dado cuenta que para nada, que está bueno, que estoy repitiendo el segundo yogur muy a gusto. No, desde luego, no era lo que yo tenía pensado, ni lo que deseaba, pero me ha sentado estupendamente. La cantidad de veces, que dejamos de disfrutar algo bueno porque queríamos otra cosa. Realmente suena a pataleta de niño pequeño. Acabo de leer este post entero... en fin, que de momento me voy a la cama por el procedimiento de urgencia, pero vamos que está claro que necesito unas vacaciones.

11 comentarios:

Anonymous Pablito ha dicho...

Sí, a veces las cosas no son lo que deseábamos pero no por eso resultan malas. Pero es bueno quejarse y desear. Seguro que la próxima vez que estés allí te llevas huevos y filetes, total, en un día no se te van a poner malos si falla la luz...

lunes, agosto 07, 2006 6:07:00 a. m.  
Blogger Iron ha dicho...

Chica, cada vez que te leo es para quejarte. Buaaaa bua buaa.
Echale un poquito mas de redaños a las cosas. Cuentas con muchas ventajas con respecto al "comun denominador de los mortales". Tu sabes cuales, ya las hemos comentado alguna vez. No me obligues a echarte piropos o tambien tendre que sacar el latigo de nueve colas, y no te gustaria.
Las personas inteligentes son responsables de un gran porcenaje de las cosas que les pasan. El resto incontrolable depende del entorno, puro azar y la compañia.
"Ten fuerza para cambiar lo que no te guste y soportar lo que no puedas cambiar".
R.

lunes, agosto 07, 2006 10:26:00 a. m.  
Anonymous Anamen ha dicho...

Oyeee que esto no era una queja, al contrario, era una autocolleja por quejica. Que te acabas de despertar jodío, anda lavate la cara :)

lunes, agosto 07, 2006 11:46:00 a. m.  
Blogger Iron ha dicho...

Los cojones ;-P
Que sepas que te vigilo y yo no me corto a la hora de sentarte en mis rodillas y darte una tanda de cachetes en el trasero.

lunes, agosto 07, 2006 11:51:00 a. m.  
Anonymous anamen ha dicho...

Si digo algo como que tu lo que quieres es tocarme el culo ¿es poco original=?

lunes, agosto 07, 2006 11:58:00 a. m.  
Blogger Iron ha dicho...

No crees que si te quisiera por tu cuerpo despues de tantos años al menos te habria pedido una foto?
Tu logica es fallida.

lunes, agosto 07, 2006 12:09:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Bueno, nunca te acostarás sin saber una cosa más. Ese día descubriste que los yogures de soja están buenos y que el hecho de quejarse tiene su lado reflexivo, para pensar que no tiene razón de ser.
Pásalo bien en las vacaciones.
Saludos desde el Inframundo.

lunes, agosto 07, 2006 6:53:00 p. m.  
Blogger Reiki ha dicho...

No se, en general creo que cada quien es libre de escribir cuanto le venga en gana en su blog, porque para eso son: pa' sacar todo lo que uno trae dentro y evitar explotar. El menos creo mas sano quejarse en blog que tener que quejarse en persona y con cuanto se nos atraviese enfrente.

Pero esto no es lo que venia a escribir, sino a comentar respecto a la idea de que todos somos mas iguales a los demas de lo que nos imaginamos. Es TAN cierto!! De hecho hasta habia yo empezado a escribir un post referente al tema, pero que no he subido por falta de rato pa acabarlo como Diox manda.

Respecto a lo del viaje por la Riviera Maya te puedo dar varias recomendaciones. Pero es una lista extensa de lugares que visitar. No se cuanto tiempo vayas para alla ni con que intenciones: si de turista o en plan de relax y mandar al mundo a la fregada. Creo que para el viernes a mas tardar te consigo un planito de las cosas que valgan la pena, solo dime a donde te lo puedo mandar.

Gracias por tu visita ;)

martes, agosto 08, 2006 10:09:00 p. m.  
Anonymous Reiki ha dicho...

ya te mande tu mail, espero lo cheques con tiempo ;)

viernes, agosto 11, 2006 7:12:00 p. m.  
Anonymous Sweetmayo ha dicho...

Querida Anamen, antes de nada quería agradecerte tus visitas a mi blog, a pesar que estado totalmente missing durante un buen tiempo... La verdad es que después de tan larga ausencia, he leído tu post y he sonreido. NIña, me ha encantado tu reflexión :-)... A veces las cosas no son lo que parecen a simple vista. Incluso las cosas que "parecen malas" a priori, luego resultan ser la mejor opción y magnífico regalo del universo :-p... Como tu yougur de soja!!! Jeje. Me alegro de leerte y te mando un fuerte abrazo. Disfruta de tus merecidas vacaciones!

viernes, agosto 18, 2006 2:23:00 p. m.  
Anonymous valentina ha dicho...

No me gustan nada lo yogures de soja...lo mío es peor, llevo no se cuantos días alternando canelones y lasaña...creo que tengo que salir aunque sea al super..
Besitos.

viernes, agosto 18, 2006 7:48:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal