martes, junio 20, 2006

Fracasos y cordones umbilicales.


Me voy de casa, me voy a la mía y siento que me voy a ser olvido, no he triunfado, pensé que me iría a un oasis, y así puede que sea, pero, la verdad es que siento que huyo con vergüenza. Siento que me voy al único sitio donde no pueden alcanzarme mis problemas y mis fracasos o mejor dicho, donde puedo darles la espalda, porque nadie salvo mi propia conciencia está ahí para recordármelos.

Llevo días sin aparecer por casa de mis padres, cada vez voy alargando más los fines de semana, mi madre ayer por primera vez me dijo tres días sin verte el pelo. Y le dije he estado en mi casa, ¿recuerdas? a partir de ahora las cosas van a ser así. Y me empezó a tratar como tratan las madres a las hijas que están fuera. Y de repente sentí que ya la casa de mis padres no era mi casa, que me había ido, que ya había roto el cordón umbilical y dolía.

Dolía porque sentí que ya no soy parte de la lucha, de su lucha, de mi lucha desde que tengo uso de razón. Racionalmente se que ahora es tiempo de mi lucha, desde un entorno mejor, de distanciarme de sus problemas, para sanar los mios. Pero no puedo evitarlo, son mis padres y se que no están en una buena situación. Durante años han caído sobre mis hombros más y más responsabilidades, saber que en el fondo yo cuidaba de ellos. He creido que por mi voluntad e incluso imposición, las cosas no han ido a peor. He tratado de que sean más felices, que hicieran lo que era mejor para ellos, mediando entre ambos, siempre desde mi perspectiva claro y de repente, me encuentro con que mi perspectiva es todo lo altruista del mundo, maravillosa, pero utópica y desde luego rechazada, es demasiado complicada para ellos, requiere demasiado esfuerzo.

Y de nuevo me siento fracasada. Supongo que he creído que las cosas se podrían cambiar, que si las cambiaba yo, encontraría el antídoto a mi dolor y mis miedos que vienen de tan largo, que sabría que la lucha ha tenido un sentido. Ahora solo puedo observar con estupor y parálisis que estoy equivocada o que no he sabido transmitir mis palabras, me siento cansada, deprimida, muy deprimida y veo fantasmas por todos lados. Me duele la cara y los ojos de aguantar las lágrimas y poner la sonrisa de aquí no pasa nada. Y solo quiero retirarme a llorar mi dolor, mi soledad, a recuperar fuerzas y levantarme día a día con él un poco amortiguado.

Lo peor de todo es que mi cabeza funciona y me doy cuenta de que estoy exagerando, que no va a plasmarse todo en la gran tragedia que mi imaginación me muestra, que será una aceptación paulatina de su nueva situación y de todo lo que ella traiga, que en realidad la que se desgarra soy yo y que es a mí a quien se me ha roto el sueño. Y al contemplar ese contraste me siento una inútil sin control, ¿cómo puedo sufrir tanto cuando mi cabeza rige así?.

Digo que me voy a vivir a mi casa, que me emancipo, que abandono el nido y todo el mundo bate palmas, me felicita, me auguran una felicidad que yo no atisbo y casi me da vergüenza hablar de mi dolor. ¿Por qué todo el mundo la ve menos yo?.

Hablo de ello con Pipo y me dice que tengo una crisis de ansiedad, que no tome decisiones, que me vaya a mi casita y coja un tarro de Haagen Dazs y me siento como las chicas de oro, o como Bridget Jones... hacer como hacen los personajes de ficción. Que me cuide, que me mime, que tengo todo el derecho del mundo a estar así y que es normal. Que llevo la vida luchando por un bonito sueño y que tengo que aceptar que se desvanece, que me quede con lo bueno conseguido, que no es poco. Me siento fracasada. Y racionalmente hablando, se que no es así y por ello, me siento aún más fracasada.

8 comentarios:

Blogger Jessika ha dicho...

Nadie excepto tú puede recordarte o enseñarte tus errores o tus fracasos, solo tú decides seguir adelante o abandonar y solo tú puedes saber si realmente has fracasado.La conciencia al final se acaba convirtiendo en una buena amiga cuando llegais a entenderos mutuamente.
Un besito.

martes, junio 20, 2006 4:40:00 p. m.  
Blogger Iron ha dicho...

monta una fiesta en tu nueva casa, bautizala, emborrachate y al dia siguiente haz otra locura que se te ocurra.
Ah, y recuerda que no puedes vivir la vida por los demas.
P.S. Limpiate los mocos, lavate la cara e incha el pecho.

martes, junio 20, 2006 7:01:00 p. m.  
Anonymous Wendeling ha dicho...

No te puedes imaginar como entiendo lo que sientes... porque también he vivido así. Busca un objetivo, no te dejes caer más en el pozo... búscalo... y siéntelo sobre todo, por favor.

Besos de una maia.

jueves, junio 22, 2006 4:44:00 p. m.  
Anonymous valentina ha dicho...

No te sientas fracasada...has dado un paso..solo has de seguir andando, esa felicidad que todos auguran..seguro que llegará pronto.Sabes...yo hace años que no vivo con mi madre, y aún..me riñe..por cosas como volver muy tarde, y eso que ella no sabe a la hora que lo hago, pero... "no son horas niña"...siguen siendo madres..y nosotras seguimos siendo sus niñas..
Besitos.

viernes, junio 23, 2006 11:58:00 a. m.  
Blogger LoveSick ha dicho...

Exactamente me encuentro en una situación muy parecida, en un momento en el que voy a saltar desde un décimo piso con los ojos cerrados y sin esperar que haya nadie abajo para recogerme, pero pienso que merece la pena, si no hacemos ahora las cosas que deseamos, ¿cuándo las haremos? Además, ¿qué sentido tiene vivir la vida si no es para realizar todo aquello que anhelamos? Hay que intentarlo.

Un blog muy sincero, espero pasearme por aquí a menudo, y si se me olvida, recuérdamelo,

LoveSick

martes, junio 27, 2006 11:34:00 a. m.  
Anonymous Marcos ha dicho...

Es abio lo que pipo te dice,las mejores decisiones se toman cuanto estamos serenos
Saludos

martes, junio 27, 2006 12:45:00 p. m.  
Anonymous Marcos ha dicho...

sabio

martes, junio 27, 2006 12:45:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Difícil situación; lo sé.
Es duro salir y dejar lo q siempre fue tuyo, pero recuerda, q en algún momento verás q no estás tan fracasada. Quizá sea fácil decirlo así, desde fuera, pero todo pasará y podrás disfrutar de tu nuevo hogar.
Mientras esto llega, espero q tengas el ánimo mucho más levantado. Sal y mira el sol, ayuda a alegrar el día.
Saludos desde el Inframundo.

martes, junio 27, 2006 8:29:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal