martes, mayo 23, 2006

¿Cuántos "amotos" nos vendemos?

En pueblo que llevan a rajatabla las cosas del género, nunca han entendido que moto que es una cosa que acaba en o sea femenino, porque por supuesto, eso de motocicleta es impensable. Así que, es fácil oír eso de coge el amoto y vete pa´lla.

Yo, que normalmente guardo las malas costumbres de mi pueblo y no hago ni caso a las buenas, siempre he empleado la frase de venderte un amoto, para la tan traída y llevada expresión.

Ayer me llamó ella, dos meses sin dirigirnos la palabra y con un par de ovarios me llamó, como si no pasara nada, para echarme la bronca porque se me había olvidado su cumpleaños. Sinceramente me hizo gracia la frescura que empleó dadas las circunstancias. Me llamó porque tenía algo que reprocharme, pero me llamó, yo en su lugar hubiera añadido una v más al checklist de las razones por las que me alejé, pero por supuesto me alegré de la llamada.

Me contó de su cansancio de su vida de farándula, del cansancio de sus amigos de pacotilla y oportunistas. Me habló de que había llegado a un punto en el que se sentía vacía, como si hubiera perdido el rumbo, se hubiera dado cuenta y estuviera dando un golpe de timón. Y casi se me caen las lágrimas de alegría. ¿Mi amiga de la universidad volvía?. Tanto era así que le puse al tanto de mi vida de estos meses, la invité a cenar con unos amigos el sábado y para mi sorpresa ella dijo si.

Con la emoción pegada en la cara pasé el resto del día, hasta que una voz al teléfono me recordó un par de cositas, ¿otra vez sois amiguitas? ¿Ya has olvidado todo? Y me cayó como una ducha de agua fría por la espalda que me tensó de golpe. Todas las imágenes, todos los sentimientos pasados, salieron a flor de piel y me di cuenta de que no tenía ninguna seguridad de que las cosas fueran como ella me había dicho. Simplemente, me lo había creído porque quería creérmelo.

Y entonces surge la duda general, me engaño, me dejo engañar, me engañan...
¿Me engaño cuando creo que sigo una senda que me llegará a algún sitio? ¿Me miento cuando me invento los pasos, y los proclamo como fruto de mi victoria? O realmente todo esto son subterfugios para no dar un real e inequívoco golpe de timón. Pensando que si voy poquito a poco las cosas cambiarán sin dolor, corrigiendo una trayectoria levemente, o ¿son excusas para justificar tal vez mi inmovilidad?
Si, a veces me siento inmóvil, porque hacer las cosas de manera tan suave no produce una verdadera sensación de movimiento. ¿Será que no se vivir sin el atrezzo de las grandes gestas? Sin el drama de los acontecimientos teatrescos?

¿Qué es lo que he conseguido? ¿Tiene valor que ahora ponga unas cuantas tildes más?
Ayer Pipo me decía, ¿te das cuenta de que lo tienes casi todo? Me turbó, por un instante me sentí avergonzada de tener "tantas cosas", que nadie me ha regalado, por supuesto, pero...

Te das cuenta que siempre me falla lo mismo, le respondí, que parece que no aprendo, que todos mis logros son de papel porque apenas me cuestan y que lo que de verdad me importa, aparece siempre cuasi vedado, arcano, desconocido. ¿Cuánto avanzo? ¿Cuántos amotos me vendo convenciéndome de que me llevarán a algún sitio?
¿Realmente, no te cuestan? O es que una vez superadas ya no tienen importancia.

Y aquí estoy, con mi piso casi listo, teóricamente deseando irme, conocerme, experimentar, pero aún no me he ido. Ya la única excusa son los armarios. Todo el mundo lo dice, llévate unas cajas de cartón y vete, por tu serenidad y tranquilidad mental, Ana, vete. Pero aun no me he ido. Hoy estoy confusa.
¿Son verdad mis deseos de conocerme esos que proclamo y aplaude todo el mundo, o la única verdad, es que aun no me he ido.?

7 comentarios:

Anonymous Avalon ha dicho...

uyyyy, el maravilloso mundo de los amigos imaginarios... querida piscis, SI, te engañas, te lo dice el siete de copas de tarot!! XD

martes, mayo 23, 2006 12:32:00 p. m.  
Anonymous anamen ha dicho...

Avalón eres una puta redomada y tu marido un borracho!

martes, mayo 23, 2006 12:39:00 p. m.  
Anonymous Sweetmayo ha dicho...

Uy, cuántas cosas planteas. Un mar de dudas y temores. El miedo, querida Anamen, es tremendamente paralizador. Te impide avanzar. Lo que yo te diría es "tírate del amoto" y no mires atrás... :-D... Vive intensamente sin miedo. Y crecerás. A todos los niveles. Es cierto que uno muchas veces se vende amotos: sólo son excusas para el miedo gane la partida. Y no puede ser!!! No sé porqué nos enseñan desde pequeños que ser conservadores e inmóviles es lo que vale en esta vida. NOOO!!! Nos enseñan que el dolor no es bueno. NOOO!!! Hay procesos por los que hay que pasar para crecer y muchas veces son dolorosos. No digo que tengas que buscar sufrir gratuitamente, sino que no es bueno evitar el dolor inevitable y dejar de avanzar sólo porque te da miedo el dolor. El dolor desaparece y dura menos de lo que imaginamos. De verdad. Es mucho peor el dolor que imaginamos que sufriremos y que ya nos preocupa (la preocupación, como el miedo, sólo paraliza!). No te preocupes por cosas que todavía no han pasado. Vive. Disfruta. Lo que tenga que ser será. Y no sera jamás peor de lo que tienes ahora. Uy... qué rollo te he pegado! Besitos y un abrazo cálido...

martes, mayo 23, 2006 1:09:00 p. m.  
Anonymous Avalon ha dicho...

con tanta coñita me lo he ganado yo solo... mejor me callaba... :-/

martes, mayo 23, 2006 1:32:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Irse cuesta, es normal. Yo creo q realmente son verdad esos senderos, pero aun no ves el final de ellos y eso asusta.
No te engañan, eres buena y crees en ello.
Saludos desde el Inframundo.

martes, mayo 23, 2006 8:51:00 p. m.  
Anonymous SebastianDell ha dicho...

Tienes que inventarte una excusa mejor, desde luego.

Y respecto al resto, déjate de tragedias, mujer, y lánzate a la piscina, tírate de la moto, y no le des tantas vueltas a las cosas, que al final, tampoco vale tanto la pena el calentamiento de cabeza.

miércoles, mayo 24, 2006 7:47:00 p. m.  
Anonymous SebastianDell ha dicho...

Del amoto, del amoto.

Mis disculpas!! :)

miércoles, mayo 24, 2006 8:11:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal