jueves, mayo 04, 2006

Mujeres como yo, como nosotras, todas Mujeres.

Se puede decir sin mucho temor a equivocarnos que cada uno somos lo que nos ha tocado vivir y ahí mucha culpa tienen los padres, no toda, pero si algo.

Mi madre es una mujer tan guapa (no, no he salido a ella ) por lo menos de cara, que nunca ha necesitado arreglarse mucho, y por tanto, consciente de sus posibilidades y viniendo de una educación de posguerra en un pueblo de La Mancha, con cero vicios, todo privaciones, pero afortunadamente sin pasar hambre, lo de arreglarse, maquillarse, pintarse las uñas e ir siempre de peluquería... pues como que no.

En casa siempre con la cara lavada y recién peiná. Y así poco más o menos he salido yo.

Creo, que pueden contarse con los dedos de una mano los días que me he puesto maquillaje. A veces pienso que estoy un poco asilvestrá, para llevar viviendo la cantidad de años que llevo en la capital de España.

(Párrafo dedicado íntegramente a Melona por los ratos de risa que me hace pasar y para que se haba una idea de la que le espera )

He llegado a mi piso, y desde la entrada, mentalmente he revisado la de cosas que tengo que hacer, medir el tendedero para encargarlo, pero no me puedo pasar con la medida por si decido poner un escobero... por otro lado, donde narices voy a tender la funda nórdica en algo tan diminuto... Y que hago con los adornos acumulados? si ya no me caben... de donde han salido tantos libros y lo peor donde los meto, si pongo más estanterías no me cabe la cama... y la ropa? ¿dedico un módulo entero de baldas o pongo un pantalonero?

El otro día una vecina me comentó que quería ver mi casa y yo le dije, no te esperes gran cosa, ella amablemente contestó que si me pensaba que su casa era un museo y yo le respondí que su casa no, pero que la mía si, que todo ( menos la cocina eso si, que esta puesta nuevecita, estilosa, practica y pa que dure) Era viejo. Tanto es así que un amigo mío homosexual, que el condenado tiene un gusto y un estilo tremendo en cosas de decoración ha dicho: "Tu casa, chulísima, la cocina me encanta, la distribución muy buena y la ducha apetece... el salón... tíralo a la basura porque parece la casa de la pradera, Michael Landon se retorcerá en su tumba por no poder venir corriendo. Solo te falta que te pongas el gorro de flores en plan Laura Ingles" y es que todos los muebles que tengo, son los que se han ido desechando en casa de mis padres y demás familiares.

En estas estaba yo cuando tomé una decisión definitiva, me acerqué al salón y a configurar el router se ha dicho. Al poner las manos sobre el teclado, he visto mis uñas, necesitan una sesión de manicura de primera y aun así he seguido configurando el router, bajándome parches para el portátil y después me he liado con el destornillador y los casquillos de la luz.

Al rato me he sentado a escribir, la manicura sigue esperando y me acuerdo de un novio que tuve que decía que yo era poco femenina ( hasta hace un rato yo pensaba que el era oligofrénico, ahora pienso que padece demencia vesónica ). Pienso en las cosas que he cambiado en mi vida, en las que me queda por cambiar, por descubrir, por sentir. Se abre una etapa, es emocionante, sobre todo porque tengo ganas, de tantas cosas...

El año pasado me decidí a poner tildes mientras escribo en el ordenador, no pongo todas, pero antes no ponía ni una, hace otros años dejé de utilizar las k como q, ya subo las escaleras a mi oficina a pie y llevo ( en cuatro días se cumple ), seis meses sin fumar. Ya he estrenado mi casa, aunque me quedan muuuuuuchas cosas por hacer, y hoy no puedo dormir. Así que si sigo así hasta la hora de ir a la oficina, puede que me termine de hacer la manicura. Ahora estoy de buen humor, aunque hace un rato pensaba que no avanzaba, pero la prueba es, que ya pongo más tildes.

No se que tipo de mujer soy, pero no soy peor que las demás, hay muchas como yo y somos estupendas, aunque no usemos rimel y nos quede mucho por aprender, también por supuesto, de aquellas que dominan el arte del maquillaje.

18 comentarios:

Anonymous Pablito ha dicho...

Pues qué fácil sería la vida si todo lo que una mujer debe aprender es a maquillarse, arreglarse e ir siempre como un pincel. Y nosotros a depilarnos y a ir al gimnasio dos horas al día. Después de eso, a disfrutar y a levantar España, jejejej...

Besitos

jueves, mayo 04, 2006 9:42:00 a. m.  
Blogger Denuedo ha dicho...

A mi en particular me gustan las asilvestrás como tú dices. Eso de dar un peso y quedarme pegao como que no, o levantarme y encontrarme con otra cara, tampoco. Me pirra lo natural, y si está maquillada, que no me de cuenta.

jueves, mayo 04, 2006 12:18:00 p. m.  
Anonymous Avalon ha dicho...

Siempre puedes ponerte el gorro de flores y hacer un parque temático(con tilde) en plan casa de la pradera, para aprovechar lo de los muebles... ;-)

jueves, mayo 04, 2006 1:51:00 p. m.  
Blogger Jessika ha dicho...

Yo tampoco se poner las tíldes ( a la vista está ) pero voy a empezar a aprender o mejor lo meto en el word y que lo corrija :) me ha encantado leer lo de tu pequeño piso, tal vez me des una pequeña idea... tal vez me esté pidiendo demasiado a mi misma cuando con poco me conformaría, yo también empiezo una nueva etapa, espero poder sonreir muy pronto.
Gracias por pasarte.

jueves, mayo 04, 2006 1:53:00 p. m.  
Anonymous anamen ha dicho...

Gracias a vosotros, a Jessika especialmente y para demostrarla que no tiene las puertas cerradas.
Avalon bienvenido y otra como esa y te suelto una azotaina.
Denuedo... lamento comunicarte que...Magadalena se maquilla...
Pablito... te depilas??????? Wow!!

jueves, mayo 04, 2006 3:19:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Bonita casa, sí señor. Seguro q los "Ingles" ya están pidiendo una nueva hipoteca para pasar a ser tus vecinos.
Pero mira, al menos tienes muebles, peor sería tener tu ordenador, ya parcheado, encima de una caja de Mahou o algo así, no?

Y lo de la manicura, con no mirarte las uñas, basta.

Por cierto, sí hay algo de nostalgia de las horas interminables en la cafetería de la Facultad. Ahora q lo pienso, ¿cuándo iba yo a clase?
Saludos desde el Inframundo.

jueves, mayo 04, 2006 5:07:00 p. m.  
Blogger AZUL ha dicho...

Lo de menos es maquillarse, lo más dificil comenzar...una nueva etapa, y como nos lo cuentas seguro será estupenda...tiempo al tiempo :P

Un biko.

jueves, mayo 04, 2006 7:00:00 p. m.  
Anonymous Avalon ha dicho...

que poco se valora mi positivismo, uno ahi aportando soluciones practicas a problemas inexistentes y me sueltan la azotaina...
bueno, bueno, luego te arrepentiras de no haberme hecho caso... XD

jueves, mayo 04, 2006 7:10:00 p. m.  
Anonymous epoptek ha dicho...

un post bueno para subir la autoestima!
enhorabuena por la casa
y el salón, tú verás, pero a lo mejor puedes ir cambiándolo poco a poco...

jueves, mayo 04, 2006 10:40:00 p. m.  
Anonymous Patomas ha dicho...

Pues te diria que eres una MUJER MUJER! con todas las de la ley! Y teniendo tan buenas referencias como tienes... vamos que con esa mamá que te ha tocado, has tenido una muy buena maestra! lo de poner tildes está mu bien... lo de subir escaleras es... vamos! la leche! pero lo mejor de todo, tu lucha al tabaco!!! esos 6 meses TO THE POWER!!!!

Un saludo!

viernes, mayo 05, 2006 2:12:00 a. m.  
Anonymous Anamen ha dicho...

Pues no, Patomas corazón no van así las cosas, no me voy a poner méritos que no me tocan y lo del tabaco no es uno de ellos. No me ha costado apenas dejar de fumar. Me cuesta más maquillarme que dejar de fumar, me cuesta más ir a la peluquería, acordarme de ponerme crema hidratante, depilarme las cejas e incluso ponerme falda y medias en vez de pantalones, que dejar de fumar. Y es que yo no soy mi madre, ella no lo necesitaba, a mi no me vendría mal.

viernes, mayo 05, 2006 11:11:00 a. m.  
Blogger Iron ha dicho...

En una vida una mujer puede hacer muchas cosas. ¿Cuando pensamos en ti crees que recordamos tu maquillaje? Creo que mas bien recordarmos que tu capacidad de expresarte no depende de adornos si no de la directa, desenfada, intima y divertida forma en la que conduces una conversacion.
Aun poniendo sombra de ojos a monalisa,
seguiriamos recordando, de ella, solamente la sonrisa.
P.S. A mi dame sofas desgastados y comodos, tu espalda no te agradecera la estetica. ;)

viernes, mayo 05, 2006 4:50:00 p. m.  
Anonymous melonaforever ha dicho...

Pues yo no salgo a la calle sin mi rimmel...hombre pordio...y por lo menos una vez a la semana me pongo mis mascarillas, mis limpiezas, me quito los pelos, me hago las uñas y to lo que se me ocurra...y mas agusto que un arbusto jeje...

Joe tan agobiante es lo de la casa?...fus...y gracias por la dedicatoria guapa...

Besotes

viernes, mayo 05, 2006 8:53:00 p. m.  
Anonymous M- ha dicho...

jajajajajaja la casa de la pradera, bueno chica, cuando uno empieza , empieza recolectando lo que otros no quieren y por supuesto serán todos para estudios arqueológicos, pero pero, para eso está la restauración y seguro que tu amigo homosex. te ayudaria .. combinas lo antiguo restaurado con lo nuevo que vayas comprando..y te quedará un salón acojonante.
besitos.

viernes, mayo 05, 2006 9:51:00 p. m.  
Anonymous marcos ha dicho...

Tengo 20 años enamoradisimo de mi esposa y una de las actitudes que mas me agrada de ella es que es asilvestrà.
Un saludo con beso ,gracias por tus palabras sin duda que aprendo de ti tambien.
Marcos

domingo, mayo 07, 2006 4:19:00 p. m.  
Anonymous Sweetmayo ha dicho...

Querida Anamen, permíteme un saludito después de tantos días "desconectada". Creo que has abierto un ventanal y que tienes un gran horizonte abundante ante ti que te espera y que te da la bienvenida con los brazos bien abiertos. Estás en un momento precioso. No sólo avanzas -y en mi opinión mucho y es admirable- sino que tienes la capacidad de vivirlo y no mirarlo obsesivamente desde fuera. Pienso en todos los libros de Feng Shui que he leído y en eso que dicen que la casa de uno es un poco el reflejo de uno mismo, y me hace especial gracia tu comentario -en realidad el de tu amigo- sobre el comedor a lo Laura Ingles. Y entonces, todo tu relato me parece mucho más tierno y admirable y bonito, porque estás en ese momento en que todos esos "muebles" heredados están a punto de cambiar porque tanto tú como tu vida están tomando un nuevo rumbo. Aprovecha cada segundo de todo ese torbellino de vida. La felicidad es un poco eso. Un ventanal abierto por donde entra el sol diciéndote "buenos días". Una abrazo, guapa!

lunes, mayo 08, 2006 3:53:00 a. m.  
Anonymous donosito ha dicho...

Hola...
cada cual tenemos una vida ...un momento...y sobre todo cada cual somos como somos, con cosas bonitas y no tan bonitas...
besos

lunes, mayo 08, 2006 11:22:00 a. m.  
Anonymous Baltasar Aceno ha dicho...

Cada cual es como es y no eres peor por no usar rimel, ni mucho menos.
Ahora, por favor, pon las tildes...
Beso

lunes, mayo 08, 2006 1:03:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal