domingo, septiembre 24, 2006

Los lípidos se enrancian


Los lípidos se conocen normalmente como grasas.


Hoy es el típico día para quedarse en casa y es lo que llevo haciendo toda la semana, del trabajo a casa y viceversa, llueve, al menos fuera de mi ventana. Y he pasado un minuto, bueno, más bien un par de horas de auténtico desasosiego analizando la soledad que se puede sentir en estos días cuando no hay nadie a tu alrededor.

De momento creo, he conseguido todo lo que ha dependido absolutamente de mí y quería, pero no se puede tener todo en la vida y este hecho es otro de los impulsos para vivir y seguir luchando. No apreciamos aquello que tenemos y si no lo tenemos no podemos dejar de pensar en ello. No he descubierto América con esta frase, todo el mundo lo sabe claro, porque ya nos instruyó de ello Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos y desde entonces todos lo tenemos un poco más claro.

Por ello, cuando conseguimos algo que queremos, bien comprándolo, bien haciéndolo por nosotros mismos o incluso si nos lo han regalado, que todo vale, y es algo que deseamos, en ese momento, como si fuéramos un perro con un hueso, lo escondemos, lo guardamos en plan Golum con "su tesoro". A mi al menos me pasa, y tengo una colección de cosas, que no uso por que no se gasten por ahí. Libros de cocina, de feng shui, de filosofía y religión oriental, que me encantaron el momento en el que los compré y que ni siquiera he abierto, cremas superchachies de la muerte que te dejan la cara y el cuerpo como el culito de un bebé, pinturas, maquillajes, colonias y perfumes que hacen que la aromaterapia sea una ciencia de varios volúmenes y seguro que rondo las cien películas que me he ido comprando, regalos, incluso algún libro de sudokus para usar en los momentos de tranquilidad en mi casa.

Son las típicas cosas que tenemos para usar en el momento oportuno, dibujamos y creamos en nuestra mente un escenario adecuado y allí nos imaginamos vestidas para la ocasión, hablando del tema tan interesante que leímos en el libro que pagaremos unos minutos después, oliendo como las mismas estrellas de cine. Y cuando llega ese momento, porque no tienen por qué ser sueños irreales, se nos olvidan, tanta emoción acumulada...

Hoy me he paseado endemoniada con ganas de hacer algo distinto, en realidad con ganas de estar con alguien que me de conversación y risas, pero ya no es tiempo de llamar como antes, no, hay un momento en que cuando estas así sabes que te lo tienes que resolver solita. Jode, si, pero no es malo.

Así que eso es lo que he hecho, me he puesto uno de esos discos que casi nunca oigo y que me gusta. Una taza de te de mil sabores, natural, con toda la liturgia de la tetera y hervir el agua, colarlo... Ahora empezaré a ordenar dvd's que por supuesto tengo por todos lados. Pero no llamaré a nadie, me pondré mi crema piel culito de bebé para mi y así debe hacerse, nada de guardar, como nos enseñaron nuestras mamás de posguerra, porque las cremas son grasa y los lípidos se enrancian como nuestra iniciativa para solucionar nuestros problemas, si la dejamos en manos de los demás.

8 comentarios:

Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Uffff yo no guardo las cosas pq siempre acabo perdiendolas, así q o las uso o me muero d rabia, pensando si me lo dejaria olvidado en algun traslado, viaje...

Y eso d no poder llamar me desconcierta, normalmente yo llamo pa cualkier tonteria, solo me quedo callada cuando me pasa algo serio

Un besazo guapa

lunes, septiembre 25, 2006 2:35:00 p. m.  
Blogger Anamen ha dicho...

Es que tu eres más joven que yo :). A mi me pasa igual cuando son tonterías llamo, esta no lo era, por eso la cuestión de no llamar, a veces tienes que saber que puedes resolverlo por ti misma.

lunes, septiembre 25, 2006 3:12:00 p. m.  
Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

No se yo si sere tan joven, iwal somos d la quinta y todo XDD
Yo suelo contestar, pero me temo q este fin se me acumulo el trabajo, aisss, si esque toy muerta

Aun sigo en asturias, llegare d madrugada a casa asi q no os contare nada hasta mañana, jaja y mira q la lié, q no tengo remedio (esto se llama crear espectativa)

Un besazo

lunes, septiembre 25, 2006 3:21:00 p. m.  
Anonymous estemon ha dicho...

Gracias por tu comentario.

Está bien romper los moldes que nos han creado, y si tu esta vez has querido cambiar un poco esa "rutina" habitual por algo menos común.

Y sí, si no nos movemos nosotros, nadie lo hará en su lugar... y si lo hace, lo hará mal ;) así que, a ponerse las pilas! :P jejeje

Hasta la vista y gracias!

lunes, septiembre 25, 2006 10:43:00 p. m.  
Blogger Reiki ha dicho...

Yo lo que colecciono, o mejor dicho "colecciono", son dulces. Tengo tantos dulces, paletas y chocolates viejos como no tienes idea. Los guardo durante años antes de decidir comerlos. Si estan buenos es que valian la pena, sino ¡a la basura! No saben mal, y aunque tengan apariencia arranciada, el sabor es el mismo. Y eso de que te enfermas... son MITOS.

martes, septiembre 26, 2006 4:10:00 a. m.  
Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Aiss q prometo q mañana actualizo, q la lie tanto q aun volvi hoy a cataluña

Ufffffff y eso si el cuerpo me funciona

Un beso wapa, compra palomitas nuevas

martes, septiembre 26, 2006 10:58:00 p. m.  
Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Actualizada toy, vete a buscar las palomitas

Un besazo

miércoles, septiembre 27, 2006 1:23:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Cierto, esos lípidos también se enrancian y caducan. Q cosas, yo creía q las cremas no caducaban.
Esta bien eso de usar aquello q compramos para momentos especiales. Pq no ahora es uno de esos momentos? seguro q cualquier momento es bueno para dedicarlo a nosotros mismos.
Saludos desde el Inframundo.

lunes, octubre 09, 2006 11:25:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal