lunes, septiembre 18, 2006

Empieza el curso

Empieza el cole y no he hablado del verano, porque realmente terminé los puñeteros exámenes la semana pasada, el jueves por la tarde y en ese tiempo no he sido persona, entendiéndose como tal, aquel ser que tiene más de una preocupación. Bueno si somos fieles a la verdad, yo tenía más de una, los exámenes y dormir.
Así que cuando todo ha terminado, he bajado a la tierra en un estado de alelamiento mayúsculo. Vamos que miraba de un lado a otro cuando me hablaban como si ya estuviera completamente sorda, en plan yo se que me hablas pero no me entero de nada de lo que me dices. Poco a poco, el registro de palabras que entiendes toma de la memoria un cartucho que contiene palabras que había olvidado, palabras referentes al trabajo, a las personas que normalmente tienes en tu vida más allá de las absolutamente inmediatas, a todo aquello que tuvo relación contigo antes de. Mi mente posa la mirada en mis cosas y empieza a recordad la infinidad de cosas que había dejado pospuestas hasta este momento y por tanto, casi olvidadas. Personas a las que tengo que ver, de las que no se nada, compromisos que cumplir.
Lo primero santo y bueno que llena mi mente es las cosas que necesita mi casa y es que cuando te independizas es como si tuvieras que cuidar de un niño, solo que este niño se llama casa, comida, limpieza, compras pendientes, y ordenar, ordenar, ordenar la infinidad de papeles con resúmenes, gráficos y ejercicios que crecen por doquier.
La verdad, llenar la mente de cosas tan unidireccionales como es la logística de la casa, es una bendición, nada de comerte la cabeza dando vueltas a un tema y con la eterna duda sempiterna. Es un tema binario, cero: no tengo detergente, uno: ya lo tengo.
Después de la logística toman su lugar en la esfera de la preocupación los planes a medio o largo plazo. Aún sigo pendiente de los armarios, mandar hacerlos a medida o currármelo en plana niña bricotodo Y es que eso de tener parte de la ropa allá y parte acá pues como que ya empieza a cansar.
Lo siguiente es revisión del aspecto. Es posible seguir con estos pelos, ¿Me han salido nuevas canas? ¿Necesito un arreglito para iniciar la nueva temporada? ¿Seré capaz de hacer este año todo el deporte que siempre juro y perjuro que voy a hacer? Revisar la economía y hacer un pequeño trazado de lo que puede ser el año, con los cuatro duros que tienes, tras el dispendio estival también es de cumplimiento obligado y es que el euribor ha subido un huevo. ¿Habrá que renegociar la hipoteca?
Si no hubiera vuelto a tontear durante dos semanas con el tabaco allá por noviembre del año pasado, ya llevaría más de un año sin fumar... no está mal.
Si este año consigo no hacerme mala sangre tan fácilmente con las cosas que me pasan, controlar un poco MI PRONTO, y terminar la carrera en febrero, (sin asesinar a ningún... llamémosle profesor, que es el titulo oficial, aunque el oficioso es, cabrón arrogante que se cree el ombligo del mundo y que no se lo plantea pues si lo hiciera sabría que es el mediocre entre los mediocre y encima mala persona, que no sabe explicar y que encima es tonto del culo y ocupa el puesto que ocupa desde hace muuuuchos años porque es hijo de quien es hijo, que lo que quiere es que le lamas el conjunto de las dos nalgas que rodea al ano y que como no lo haces no das el nivel para aprobar la asignatura y es que claro, el examen según su voluntad no es lo único que cuenta, bueno por lo menos esta vez no y por supuesto te jodes porque eres alumna y aunque te haya hecho una injusticia clara a los ojos de todo el mundo, el corporativismo es tal que todo el mundo mirará hacia otro lado por aquello de la potestad de cátedra) en fin y además tengo un poquito de suerte, aunque se que en resumidas cuentas no me puedo quejar, entonces habré cumplido objetivos, y lo sé, repito, no me puedo quejar, pero si esto es así el año que viene... el año que viene me volveré a quejar de muchas cosas, como éste, pero habrá sido un buen curso.

6 comentarios:

Anonymous yahoraquebonita ha dicho...

Bueno niña, armate de paciencia q cabrones d esos, cuando te los quitas d encima es como si hubieran muerto, descansa y disfruta un poquito haciendo toas esas cosas q tienes pendientes

Muchos besos

PD: q ilusion soy la primera en comentar

PD2: se te echaba d menos

lunes, septiembre 18, 2006 10:51:00 p. m.  
Blogger Jessika ha dicho...

Dios Santo ! una tilaaaa me estresooooo de leerteeeee :) relax ! venga que seguro que ahora viene la calma y todo pasará jejeje. ¿ Has probado con el claustro ese o como se llame ?, yo una vez lo hice en la Uni, no me sirvió para nada pero lo hice.
Besitos.

martes, septiembre 19, 2006 4:23:00 p. m.  
Blogger Reiki ha dicho...

Juro que me encanto tu descripcion de tus maestros!!!

Simplemente genial xD

viernes, septiembre 22, 2006 4:15:00 a. m.  
Blogger despiértame ha dicho...

Olé! A mí también me ha encantado y es que hay unos cuantos que son para echarles de comer aparte.
No sé qué carrera estudias ni cómo te va pero espero que este año te vaya muy bien.

Un saludo :)

viernes, septiembre 22, 2006 8:04:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Es una graciosa, corta y divertida, definición de profesor, si señor.
Al menos, como tu dices, es un curso nuevo y seguro q todo lo q te has planeado saldrá tan bien como quieras.
Saludos desde el Inframundo.

domingo, septiembre 24, 2006 7:36:00 p. m.  
Blogger Anamen ha dicho...

Desde luego, sois todos unas malas personas XDDDDDDDDDDDDDD, yo que quería trasmitir mi sentimiento optimista de que el curso que viene, con todo lo que ello implica será mejor aunque siga quejandome y vosotros solo os fijais en mi manera de poner verde a la gente. Estais podridos por dentro. jajaja

lunes, septiembre 25, 2006 10:31:00 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal