domingo, octubre 12, 2003

CONVERSACIONES CON PIPO (I)

Sobre los balones de oxigeno, el orden.. etc.

Desde hace tres semanas tengo unas conversaciones de alto nivel con mi amigo Pipo, porque además y entre otras cosas gracias a mi baja, pues puedo permitirme el dedicarme a uno de mis pasatiempos favoritos, la introspección. El resultado es que gracias a estas conversaciones encontramos muchas respuestas a preguntas que andan rondando por nuestro subconsciente. Hoy me dedicare a los balones de oxigeno y el orden.

Todo empieza con esas respuestas, una vez que las tienes, que haces con ellas?. Eres capaz de convertirlas en hechos... supongo que eso seria lo ideal, ¿no?, pero en la mayoria de las ocasiones no tienes fuerzas, o eso es lo que crees. Es cierto que hay veces en que realmente no tienes fuerzas, pero en la inmensa mayoria simplemente crees que no las tienes. Y cuando no se sienten fuerzas? ¿que se hace?. Yo recurro a lo que llamo balones de oxigeno.

Los balones de oxigeno por definicion es aquello que te permite recuperarte para seguir. En la realidad hay dos tipos, uno el ruido ( perjudicial ) otro silencio (beneficioso, aunque a veces el silencio pesa demasiado ).

Dedicarnos un poco de silencio, de tanto en tanto, sin duda mejorara nuestra manera de ver las cosas y las relaciones con los demas.

El primero, normalmente no sirve para nada, y digo normalmente, porque lo unico que consigues es olvidarte un tiempo de todo y si, quitarte presion de encima. La pega es cuando vuelves a la dura realidad, ves que has perdido tiempo y el problema sigue estando ahi, la presion ha aumentado con el tiempo transcurrido. Sin duda el ruido es una huida. Si vale, en algunas ocasiones sirven para algo, como para ver las cosas desde otra perspectiva, pero eso, son las menos. Seamos realistas

Y ocurre como ocurre siempre que huyes, te dejas cosas atras. En estos casos lo que dejas atras son cosas objetivamente buenas. Mi ejemplo es el orden, yo soy una persona desordenada ( finamente se diria entropica ), pero la verdad es que tampoco me gusta el desorden, aunque ponerme a ordenar ... me saca de mis casillas ( prefiero limpiar la cocina ), asi que con el esfuerzo que le tengo que dedicar al orden y lo jodida que estoy con mis problemas prefiero no hacer nada que me moleste mas, y mientras recobro fuerzas.
Al final no hago nada, y eso me hace sentir aun peor, y no digo convertirme en una maniaca del la balleta, para mi orden es tener las cosas en su sitio ( en el que yo decido que esten ) y agrupadas con cierta coherencia para que cuando vaya a buscarlas las encuentre rapido y no pierda tiempo, tener la mesa lo suficientemente despejada para poder ponerme a escribir sin tener que pasar nada a la cama o al suelo, y que el ponerme a limpiar para que no corran las pelusas condenadas, sea un ejercicio de halterofilia.

Lo hago? no, solo en ocasiones, cuando ya el caos me transtorna demasiado, pero tampoco me siento bien cuando no lo hago, es sin duda un bien objetivo que necesita esfuerzo. Este esfuerzo desde luego no va a redundar en la resolucion de mi problema, pero si me va a hacer bien, me encontrare mas relajada y no tanto a capricho de los elementos.

Decdididamente la inmovilidad no lleva a ningun sitio, pero tampoco lo hace el movimiento al tun tun.

Hay una frase que me ha marcado desde la primera vez q la oi, y la mantengo como cierta:
" La madurez o el buen funcionamiento mental, tiene como base la postposicion de los placeres inmediatos en pos de un objetivo que a medio o largo plazo nos produzca un mayor beneficio y satisfaccion"

El problema es que dado que vivimos en una gran ciudad y todo va muy deprisa, nos ocurren muchismas cosas que nos hacen que esos propositos y buenas intenciones de disipen por miles de motivos urgentes a los que debemos interes, energia y esfuerzo. Y los intereses a largo plazo se resienten... por eso, porque son a largo plazo.

La reflexion y los balones de silencio, sirven para recuperar eso, que de alguna forma sigue siendo orden... pero orden mental.

Segun Sun Tsu ( el arte de la guerra),

"Por el orden, entiendo la planificacion, organizacion, control y disciplina en la cadena de mando y en la logistica.

En la interpretacion que hace José María Sánchez Barrio,:

Del orden depende la ciencia de los recursos, la disciplina, el coraje, y el valor. Que la guerra o la vida sea una corrida de toros, sujeta a canon, o una capea de becerrillas, dependen de la comprension y puesta en ejecución del orden en cada una de nuestras acciones, a fin de marchar sin confusión y combatir sin desorden.

Es sin duda un buen planteamiento... pero claro, todo es cuestionable. :)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal