jueves, diciembre 01, 2005

Pequeños milagros:

Creo que hoy es el día de los pequeños milagros, que están dejando un sabor muy agradable en mi alma.

Y no es que me caiga bien la Espe, pero no querría verla muerta. Pequeño milagro.

Saqué 40 euros para comprar una cosa, y solo me ha costado 2.8, esta un poco feo decirlo, pero ¿por qué no voy a pensar que también es un pequeño milagro?. Incluso he hecho todas mis horas este mes y me han sobrado unos minutos. El milagro fue un cuento que me liaron para que escribiera.

Hoy incluso mi compañera de trabajo estaba simpática y no tonta como es habitual, es más he tenido un rato de conversación agradable. Y es que soy así de tonta, cuando a la gente le ocurre algo bueno y esta feliz y derrocha alegría, por mucho que me hayan estado tocando las narices durante meses, encima voy y me alegro.

Llego a casa y llama mi tío, todos los años por estas fechas me hace una perola de migas manchegas que paso comiéndolas una semana, me encantan. Otro pequeño milagro.

He encontrado el puñetero ticket de la tele y por tanto me van a devolver el dinero, ¡¡¡menos mal!!!

Pero hay uno que es el definitivo, el grande, el bueno, que hace que los demás tejan una corona a su alrededor para decir que este es un día bueno bueno, y por tanto escribo para recordarlo, por si acaso no se repite.

Llegué a mi casa y mi madre no solo no me gritó, sino que aun estando en casa se oía un silencio sospechoso, no vino corriendo a reprocharme haberme dejado algo fuera de su sitio. Estaban el salón, jugando al tute. Será que efectivamente no me quieren nada, porque les he pegado una paliza de asustarse, pero puedo decir que he pasado casi dos horas divinas jugando con mis padres.

Puede que suene a barbaridad, pero la ultima vez que recuerdo una situación igual se remonta a hace mas de diez años. Y desde luego no estaban ellos dos mano a mano jugando a las cartas, de eso ya creo que hace casi 25 años o tal vez no les he visto en mi vida. Puedo decir que estoy conmocionada, emocionada, alucinada y trastornada. Solo se, que mañana me voy a ir a ver si asalto una juguetería y ya que no se si existen los juegos reunidos geyper esos, investigaré o me compro una oca y un parchis y lo que se me ocurra. Seguiremos rezando. Porque hoy en casa ha ocurrido un milagro.

1 comentarios:

Anonymous Wendeling ha dicho...

Bueno, otro pequeño milagro más... si siguen existiendo los juegos reunidos.

:D

Suerte y que esta racha dure mucho.

Besos de una maia.

viernes, diciembre 02, 2005 3:16:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal