lunes, marzo 24, 2008

El uniforme de Calvin Klein: My name is Pava. (mu pava)


Decía yo que estaba sudando y era literal, aparte de que mi uniforme de Calvin Klein (inciso:no, no es que fuera vestida de Calvin, ya quisiera yo tener tanta pasta, si no que iba talmente de negro, y para reírme de mi misma decía que les había copiado el conjunto a las chicas de Calvin Klein del corte inglés) no era precisamente muy liviano, sobre todo el jersey de cuello alto.


Mi guapa que tiene más picardía que yo, pero de lejos además, me suelta sonriente, mírala ella, que acalorada está, aunque no me extraña nada con esta ropa…. y como quien no quiere la cosa me empieza a subir el jersey para hacer una especie de nudo a la altura del suje. "Así mona, marca cintura que puedes" "Sí, claro", le dije yo, "si te crees que voy a estar con estas pintas lo llevas de colores" y procedí a cambiarme la facha y a tapar mi ombligo que había quedado absolutamente expuesto. Por supuesto el hiperwapisimo no se perdía ni una coma.


Decidimos irnos a otro sitio. Oficialmente no había pasado nada, pero, imagino que otra persona menos pava que yo sabría, que la suerte estaba, si no echada, si bastante tendenciosa ella. Pero supongo que no doy nunca nada por hecho, porque espero que tampoco lo hagan conmigo. Más de una vez al bailar (sí, ya se que soy recurrente con el baile, pero es que me gusta mucho) si me ciñen un poco más de la cuenta, dan por hecho que después va a haber tema.. y por mi parte eso no está decidido de antemano, es decir, aún cuando pudiera estar dispuesta que por supuesto no es siempre, aún así, lo tienen que decidir por mí, pues aunque pongo la excusa de que soy muy chica, creo que lo subyace por detrás es que nunca he sido capaz de dar el primer paso.


A veces en mis sueños locos imagino qué ocurriría si un día me atreviera a dar un beso a un chico guapo, un desconocido, sin mediar una palabra, sólo llegar y zas! Y después largarme, pero solo de pensar que me empujaría como si de una "enajena" se tratase… me paralizo y puede que hasta me ruborice en mi ensoñación. Y eso en mis sueños más alocados, en los más simples, creo que estaría bien tener el suficiente empaque para alguna vez y puestos en situación, ser capaz de dar el primer paso.. eso sí, deberían ocurrir no se cuantas conjunciones astrales, pero… no, no quiero morirme sin probar, así que algún día lo haré, por estas que son cruces.


En fin, que salimos del lugar dirigiéndonos al coche, mis amiguitos iban amarraditos del brazo delante y el guapísimo y yo como dos compañeros de trabajo, hablando pero guardando las distancias reglamentarias. Ira, ira en estado puro era lo que tenía yo por dentro en esos instantes, este tío sí, guapo, pero idiota del culo. Como dice mi friend Mónica, el muchacho estaba en plan Microwaves (pronúnciese microgüeivs). Le eché un enorme valor (porque no se sí el pánico es un pecado, pero es lo puritito que yo sentía en esos instantes) y le cogí del brazo (ole oleee que valiente soy, manda webos a mi edad andarme con esas chorradas de colegiala…. Ay sí, ya lo sé, ya lo sé…, pero es que cuando un chico me gusta se me va la fuerza por no sé dónde).


Y de repente el mozo, sonríe travieso y dice, vamos a tomarles el pelo a estos de ahí delante, me suelta el brazo, me gira, me desabrocha el abrigo, introduce sus manos, me agarra con una mano por la cintura y la otra en mi nuca, mete una pierna entre las dos mías como quien va a bailar lambada, me aprieta contra el y les grita "eh chicos…. Que nosotros nos vamos a esa disco de ahí al lado que nos ha gustado." Y no dije ni mu, ni me importó, ni le presté atención a lo que decían unos y otros, porque como soy eso, una pava pava, mi primer instinto fue separarme un poco del muchacho para poder respirar en toda mi anatomía y en ese momento, mis manos, como si tuvieran vida propia encontraron su tórax y ahí perdí la noción de espiritu, como decía el albañil gallego, normal ya que andaba yo muy concentrada deslizando mis dedos por sus absolutamente marcados abdominales. Lógicamente, tenía que cerciorarme de que eran de verdad. ¿No? Y allí estaba yo, como cuando doy un masaje, primero descubriendo su anatomía con las yemas de los dedos, luego, apoyando más la palma y presionando cerca de su ombligo con los pulgares. Y aunque el muchacho no me miraba, su mano empezó a bajar desde mis omóplatos, pasando por mi cintura hasta ese lugar en el que la espalda pierde su buen nombre, pero sin llegar del todo, ligero como una pluma, apenas rozándome, pero sabiendo muy bien lo que estaba haciendo, pues su mano subió de nuevo hacia mi cintura ciñéndome aún mas si es que era posible. Ellos se acercaron a negociar y sin ningún disimulo me soltó, me cerró de nuevo el abrigo, me tomó del brazo y me guiñó un ojo.


La boca se me había secado completamente y tiré de mis mejores dotes de actriz para parecer lo más desenfadada posible. Menos mal que nadie se molestó en tomarme el pulso o
me hubieran llevado a urgencias del tirón.

Lujuria y gula combinadas... que sensación tan deliciosa, creo que me le hubiera comido lenta, muy lentamente.

( y sí, continuará)

Etiquetas: , ,

13 comentarios:

Anonymous instanteca ha dicho...

Pero bueeeeenoooo! Esto está cada vez más interesanteeee!

Ardo en deseos de saber como acaba... Más aún, de saber si acaba.

Besitos.

lunes, marzo 24, 2008 10:55:00 p. m.  
Blogger Anamen ha dicho...

Pues vas a tener como para otros tres post, que espero que me salgan tan divertidos como este. Y hasta ahí puedo leer. :)

martes, marzo 25, 2008 1:22:00 a. m.  
Anonymous ELRAYAn ha dicho...

Ves? chicos por medio. Si al final se necesita algo más que un libro para intentar ser feliz XD

Me gusta como lo cuentas, y si haces un comentario largo no me importa, al contrario, me encanta :-)

Y sí, Quique Gonzalez, nadie cuenta mis historias como él. El mes que viene toca verlo en concierto aquí en Madrid, descuento los días :-)


Me gusta que te guste escribir.

MUAAAA

martes, marzo 25, 2008 11:34:00 a. m.  
Blogger Adise ha dicho...

Eeeemmmmmmm...¿hubiera o hubiese? espero que en los siguientes post me encuentre otro tiempo verbal, uno que no deje ningún lugar a duda jajajaja

Otro besazo.

martes, marzo 25, 2008 11:48:00 a. m.  
Blogger Ika ha dicho...

PUCHA!
qué ganas de que llegue el próximo post!
Ahí está mi chica!!!

martes, marzo 25, 2008 5:11:00 p. m.  
Blogger Anamen ha dicho...

Elrayan querido mío, no confundas mis palabras ni me trates de confundir las ideas ni lleves las cosas a los extremos, que aunque no me tengo por golosa, si que me gusta comerme un bombón de vez en cuando, y cuando lo hago... lo disfruto y dependiendo del bombón tanto o más que si de un libro se tratase.

Bezitos de colores

martes, marzo 25, 2008 6:44:00 p. m.  
Blogger Anamen ha dicho...

Adise... que decirte que no te haya dicho ya.. sólo espero que te rias, porque yo también me río cuando lo hago y eso es lo mejor de todo.

Ika: Encantada de que te guste, a mi también me ha gustado escribirlo. Pero como siempre y para volver a mis rutinas, de semana en semana.

Besos para todos

martes, marzo 25, 2008 6:49:00 p. m.  
Blogger principito ha dicho...

Eso, continua.

martes, marzo 25, 2008 7:52:00 p. m.  
Anonymous Credendo vides ha dicho...

Arrrrgggggg, de nuevo me quedo con la intriga. Mira q tener una tableta de chocolate tan cerca y ni siquiera catarla...
En fin, q haces bien, q mejor dejar q lo bueno se haga de rogar... Pero no mucho eh? q tus pulsaciones estarían alteradas, pero las de los lectores también lo están.
Por cierto, ya me compré el libro de la rana. Q me ha costado encontrarlo...
Saludos desde el Inframundo.

martes, marzo 25, 2008 9:09:00 p. m.  
Blogger Afrodita* ha dicho...

Y se te subió la calentura!!!

La situación se torna comprometedora, ya no se sabe cuales son las verdaderas intensiones del chico, pero vamos, sean cual sean, un buen cuerpo varonil al lado no es nada malo!!!

Aquí decimos: "¿A Quién le dan PAN que llore?"

Te han dado mucho pan y creo que nadie lloraría con TREMENDO pan!!!

Un abrazoteeee... Buenísimo el escrito...

pd. Estás super nominadísima en mi blog, te espero por ahí para que hagas tu tarea que te he encomendado... Hasta pronto

martes, marzo 25, 2008 10:15:00 p. m.  
Blogger LOOLA ha dicho...

A ver te me quejas en mi blog diciendo que por qué coño dejo las historias a medias y tú llevas ya un tiempecillo con "el continuará". Te mato, argg!!

Bueno te digo lo que me ha parecido (q lo primordial era echarte la bronca jejejeje). Mis líos de discotecas no se parecen en nada a los tuyos de verdad. Supongo que será porque yo tengo 16 añitos y tú unos cuantos más... No sé si es porque estaré muy buena (q no lo estoy para nada) o que hay mucho desesperado suerto pero te encuentras una boca que quiere comerte a cada paso... y es muy chungo. Me hace gracia el hiperguapísimo, ahí todo maduro... en comparación con los tíos a los que me tengo que enfrentar cuando salgo de fiesta... jajajaja. Me está cayendo majo xD.

Besotes brujos!

martes, marzo 25, 2008 10:31:00 p. m.  
Anonymous Wendeling ha dicho...

Miaaaauuuuuussssss...

(los besos de maia, en el último)

miércoles, marzo 26, 2008 9:13:00 a. m.  
Anonymous Pepito Grillo ha dicho...

Opciones acerca del de la tableta de chocolate:
1) Es Gay. (osea maricón)
2) Te está vacilando.
3) No le gustas.
4) Te tiene miedo.

La 1) desechada xq tu olfato para los gays es muy fino (y tienes/tenemos buenos amigos Gays). La 2) desechada xq si es así es pa matarte. La 3) desechada xq ya quisieran el 99% de las treintañeras tener el cuerpassso q tu tienes.
Me quedo con la 4), asi q... espabila coño!!!!

miércoles, marzo 26, 2008 6:21:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal