domingo, marzo 16, 2008

Uniforme Calvin Klein: Dancing Queen o el efecto Loola.


Y nos fuimos a echar unos bailes, porque a los cuatro (afortunadamente) nos gusta, a una de esas discotecas de salsa, en las que si entras a primera hora no te cobran y de paso ves como los profes enseñan a bailar a los aficionados. Parecía que los roles estaban dispuestos de antemano, yo con el hiperwapo (que pena) y mis dos amigos juntos. El hiperwapo, por supuesto, bailaba fatal y yo no soy la más dócil precisamente, sobre todo cuando saben menos que yo, pero ea, algunos pasos nos marcamos más o menos atropellados. Los otros, no hacían más que figuras (me refiero a lo que se conoce con el nombre de figuras en salsa) y venga a dar vueltas, otra punzadita de envidia, por no tener una pareja que supiera bailar para poder disfrutar agusto.


Se acabó la interminable canción y mi guapa entre risas comentó que algo mareada andaba, para frustración de mi amigo el figurero, que vino a pedir consuelo y defensa de su honra a mi vera... ¿Tú te mareas? "Yo bailando no." Le contesté y me avine a marcarme alguna pieza con él alegrándome de la propo, porque el guapin no me hacía caso y se dejaba querer y observar por muchas de las féminas del lugar, aunque no moviera ni una ficha en alguna dirección, al menos yo, disfrutaría bailando y él que se dedicara a lucir palmito y disfrutar de su atractivo de Adonis.


El mojito estaba demasiado dulce y no me hacía demasiada gracia, tampoco había conversación, sólo mirar a la pista a profesores y alumnos, menos mal que vino a rescatarme mi amigo el figurero proponiéndome un baile. Y así empecé a girar, figura tras figura, la verdad no nos compenetrábamos muy bien, pero lo apañabamos, aunque my friend, me tocó un poco la moral al decirme que yo estaba demasiado rígida.


Ira soberbia, vanidad, todas seguidas, ¿yo rígida?? (observese el yo, delante) Se iba a enterar ese.

Y esa frase fue puñal que cortó cuerdas de pudor dando libertad a mis pies y entonces, disfruté de lo lindo. No sé con seguridad si quedaba tan bien como pensaba, pero me sentía sexy, libre, dominadora de la música y de mi cuerpo que se amoldaba y giraba a los acordes como hacía mucho tiempo.


En realidad, (vamos a dejarnos la modestia en la alacena por esta vez), estoy convencida de que era tal y como yo lo creía, pues notaba muchos ojos pendientes de mis movimientos. Realmente bailaba más suelta de mi amigo que agarrada a él exhibiéndome casi (por decir algo) descaradamente. Al ratín mi amigo asumió su derrota, me abrazó, me dio un sonoro beso en la mejilla, mientras sonriendo decía, "estas bailando maravillosamente, no puedo contigo". Y volviendose dijo "hiperwapisimo, sigue tú con ella".


Y no necesitó repetirlo, allá venía el muchacho más que dispuesto, de lo cual no me quedó ninguna duda en el momento que me abrazó por detrás y me ciñó tan fuerte a él que era consciente de "toda" su anatomía. Si bien de primeras no reaccioné de puro alucine, por el nada disimulado restriegue, tenía la impresión de que no había babosería, ni mucho menos mal rollo, ni violencia, ni me sentí forzada, todo lo contrario, el chico era fresco, descarado, sin aditivos, simplemente creo que buscaba sonrojarme o pasar un buen rato sin imponer nada, el hacía lo que le pedía el cuerpo y si a mí no me gustaba era muy libre, así lo percibí, de hacer lo que yo quisiera.. No pude, al darme cuenta, por menos que reirme, así que me uní a su juego, provocandole más aún con mis movimientos. La verdad es que cuando acabamos yo estaba medio sudando y rota de risa y él... bueno, os podéis imaginar. (por supuesto, continuará pues ya avisé que éste iba a ser un relato largo)

*** Se llama este post el efecto Loola, porque tras leer el suyo me he animado a hablar con más lujo de detalles, de lo que acostumbro en estos casos. No me he muerto, ni han venido capuchinos a castigarme con cilicios, por mi tamaña desvergüenza, al contrario, rememoro de una manera más vívida ciertos momentos. XDDDDDDDDDD****

Etiquetas:

7 comentarios:

Blogger LOOLA ha dicho...

Buenísimo. Cuando he entrado y he visto "el efecto Loola" me he animado un montón porque como dije en mi blog llevo una semana llena de días malos y tristes... Me reído mucho.

Los tíos siempre han sido el homo sin clasificar... A partir de ahora seremos nosotras quienes les analicemos.

Un besote! Y gracias! Muchas gracias, de corazón abierto!

domingo, marzo 16, 2008 3:19:00 p. m.  
Anonymous Credendo Vides ha dicho...

Claro, supongo q tú dejas q la memoria vuele... pero, ¿y los pobres infelices q no nos sabemos la historia? Aquí nos dejas, otros X días esperando q a continúe jejeje.

Bueeeeno, mientras esperamos, haremos un esfuerzo e imaginaremos tus pasos de baile con tu amigo y el achuchón del hiperguapísimo (q con ese apodo, debe ser de los q hacen los anuncios o algo así, por lo menos jejeje).
Saludos desde el Inframundo.

domingo, marzo 16, 2008 8:07:00 p. m.  
Blogger Afrodita* ha dicho...

Por todo, genial!!!!

Me trae tantos recuerdos... Yo me enamoré (nuna pasé del enamoramiento) de un chavo solo por el hecho de habernos conocido en una pista de baile, tal cual lo relatas, ahí estabamos los dós, él seduciendome y yo a él, al día siguiente hubo beso, a la semana siguiente, ahí estabamos los dos de nuevo, amantes de la pista de baile... qué recuerdos!!!!

Por lo que te dijeron: "Rígida" es lo peor que pueden decir a alguien que lo que pretende es disfrutar, pero sí que te dieron cuerda con la insinuación... lo rescataste con un buen baile ehhh!!!

Excelente post. Un beso desde México.!!!

domingo, marzo 16, 2008 10:07:00 p. m.  
Blogger Alberto ha dicho...

Jo!
Cuantas ganas de re-engancharme a mi rutina blogera Pero es que con tanto trabajo, llevo unos meses de infarto.

Aún así un placer pasar por aquí, y poder visitarte, leerte y saludarte.

En un par de meses se acabará el estrés y podré volver a pasearme por mis blogs amigos favoritos.

Un abrazo y cuídate.

Alberto.

martes, marzo 18, 2008 9:01:00 a. m.  
Blogger Ika ha dicho...

Esperaré a que la historia continue, por lo menos, mientras dure la musica...

martes, marzo 18, 2008 10:46:00 a. m.  
Anonymous ELRAYAn ha dicho...

Vaya, que ilusión que te haya gustado mi blog ^^

"El efecto loola" jajaja, esa niña es demasiado, me encanta.

A los hombres, yo que lo soy, lo que te aconsejaría es que seas tú misma y no tengas miedo a ser como eres ni a expresarte como quieras. Eso sí, con los hombres que sean hombres, al resto los puedes tirar al cubo de la basura. No hay termino medio XD

UN BESO.

lunes, marzo 24, 2008 8:05:00 p. m.  
Blogger Adise ha dicho...

Uis, estoy deseando conocer el desenlace (calenturiento a ser posible) con el wapisísisisimo de turno ;P

Un besazo!!

martes, marzo 25, 2008 11:42:00 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal